¡Son mujeres de acción! ¡Dos comenzaron un negocio de invernaderos antes!

Foto: Mejor país

Esta es una historia de la que puede aprender algo y hacer una pregunta interesante sobre las fresas en Serbia y aprender sobre la tecnología de cultivo.

Sin embargo, quizás esta sea más una historia de la que se puede aprender algo sobre las personas. Una historia de la que se pueden aprender lecciones reales sobre la vida y las relaciones entre las personas como deben ser.

¡Ya se han aprobado 300 millones para el desarrollo del turismo rural! La competencia aún está en curso, ¡así es como puede postularse!

Esta es la historia de dos grandes mujeres que decidieron casarse, ya que sus maridos e hijos se fueron a hacer otros trabajos. Hace dos años, las mujeres que no son parientes consanguíneos, la Sra. Đurić y la Sra. Antić, decidieron conjuntamente mantener viva la granja produciendo verduras y fresas.

Si bien, desafortunadamente, hay familias en Serbia donde los hermanos o hermanas se pelean, estas dos mujeres parecen haber estado en la misma familia toda su vida. Absolutamente solos, sin la ayuda de hombres, llevan una enorme producción de una veintena de túneles bajos y cinco grandes invernaderos.

¡Inscríbete en el concurso! ¡Este municipio otorga subsidios para la mecanización!

Sabemos que debido a los subsidios, una gran cantidad de personas registran sus fincas con mujeres que básicamente no manejan las fincas, pero por otro lado aquí hay una finca y estas dos mujeres realmente lo hacen de manera independiente mientras sus hijos, hijas y maridos están en un lugar completamente diferente.

Vesna Andrić, agricultor

– Nos conocimos tan pronto como nos vimos – dice Vesna Andrić. – Somos como hermanas. Como nuestra gente iba a diferentes lugares por negocios, los dos decidimos conectar todo para que los invernaderos no se quedaran en vano.

– Decidimos hacer pimientos, fresas, producción y venta de plantones. Disponemos de 5 invernaderos grandes y 20 pequeños. Todo funciona entre nosotros dos porque pensamos lo mismo, literalmente nos complementamos – agrega.

Zoja Đurić, granjero

– Cuando nos miramos, sabemos lo que tenemos que hacer – explica Zoja Đurić. – Teníamos muchas obligaciones con las plántulas porque teníamos muchas encargadas. Cuando venimos del mercado estamos aquí y plantamos uno, dos o tres invernaderos y así sucesivamente.

– Trabajamos hasta altas horas de la noche. No hay espera, porque esto no puede esperar. Eso es ahora e inmediatamente – concluye.

¡Por ahora, las cerezas son un poco más raras que el maíz! ¡Increíble beneficio y calidad de fruta!

Lo que te seguirá interesando es la tecnología, pero también el pensamiento y la forma de trabajar de una mujer en el invernadero, que tienen una razón, y pocas veces nadie la recuerda.

Vea más sobre esto en el video a continuación …


Source: Bolja Zemlja by www.boljazemlja.com.

*The article has been translated based on the content of Bolja Zemlja by www.boljazemlja.com. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!