Un transporte público más barato no es la solución al problema de los atascos

En el informe ‘Efectos de las reducciones de tarifas en el transporte público’, el Knowledge Institute for Mobility Policy (KiM) concluye que abaratar el transporte público no es una medida eficaz para sacar a los viajeros holandeses del coche. Rebajar las tarifas del transporte público puede incluso tener consecuencias adversas. KiM ha calculado los efectos de la reducción de las tarifas del transporte público para todos y en todo momento sobre, entre otras cosas, el uso del automóvil y el uso del transporte público. La reducción de los precios del transporte público dará como resultado un aumento en el uso del transporte público, aunque más del 75 por ciento de ese aumento puede atribuirse a viajes que actualmente no se realizan. No obstante, alrededor del 18 por ciento del aumento en el uso del transporte público consistiría en movimientos que de otro modo se harían en automóvil. Sin embargo, los efectos de esto son pequeños porque el uso del automóvil en nuestro país es mucho mayor que el uso del transporte público, según KiM. Por cada porcentaje que se usa más el transporte público, el uso del automóvil disminuye solo un 0,03 por ciento. Según el Knowledge Institute for Mobility Policy, es probable que una reducción en las tarifas del transporte público tenga consecuencias negativas. Por ejemplo, es probable que la gente vaya en bicicleta o camine menos y que la posibilidad de conseguir un asiento en el autobús, tranvía o tren disminuya aún más. Una posible consecuencia de esto último puede ser que los viajeros que ya utilizan el transporte público estén en realidad buscando una forma diferente de movilidad, que puede incluso incluir el automóvil. Hacer que el coche sea menos atractivo ¿No hay absolutamente ninguna forma de sacar a los holandeses del coche? Según KiM, la hay, aunque probablemente no hará felices a todos. Según el Knowledge Institute, una combinación de medidas como hacer que el coche sea menos atractivo por un lado y hacer que el transporte público sea más atractivo por el otro es una forma más eficaz de reducir el uso del coche. ‘Hacer que el automóvil sea menos atractivo’ incluye medidas como aumentar las tarifas de estacionamiento y los impuestos. Además de las reducciones de tarifas, una mejor oferta y una mayor calidad del transporte público podrían ayudar a que el transporte público sea más atractivo. A principios de este año, la Agencia de Evaluación Ambiental de los Países Bajos (PBL) concluyó que el automóvil es el medio de transporte más óptimo en los Países Bajos. Los holandeses que poseen o tienen un automóvil a su disposición tendrían, con mucho, el mejor acceso a las instalaciones. Incluso durante las horas pico, el automóvil le brindará el mejor acceso a las instalaciones en los Países Bajos.


Source: AutoWeek by www.autoweek.nl.

*The article has been translated based on the content of AutoWeek by www.autoweek.nl. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!