Una nueva terapia para la obesidad está en camino


Es un fármaco que ya se ha utilizado con éxito contra la diabetes, pero en dosis más altas también fue muy eficaz contra la obesidad y ya se utiliza en los Estados Unidos para el control del peso. “Este fármaco ahora está pendiente de aprobación por parte de la EMA, la agencia europea que regula los fármacos, entre finales de 2021 y principios de 2022”, informa Olga Disoteo, Diabetóloga del Hospital Niguarda de Milán y jefa de la comisión Diabetes de la Asociación. de Doctores Endocrinólogos (AME), con motivo del Congreso Nacional de la Asociación en Trieste. Por tanto, queda aún más claro que la obesidad, como la diabetes, debe ser considerada y tratada como una patología real.

“Es una enfermedad crónica recidivante -explica Disoteo- hay razones de sobra para considerarla como tal, ya que la evidencia científica demuestra que el apetito, la saciedad y hasta el 70% del peso están determinados genéticamente”, añade. De ahí la necesidad de desarrollar tratamientos nuevos y más eficaces.

“Las nuevas terapias para la obesidad – explica Marco Chianelli, director médico del Hospital Regina Apostolorum de Albano (Roma), coordinador de la Comisión de Obesidad y Metabolismo de la AME – se basan en compuestos similares a las hormonas presentes de forma natural en nuestro organismo, llamadas glucagón como el péptido 1 (GLP1). Estos fármacos no solo regulan el metabolismo sino que intervienen en las principales causas de la obesidad: reducen la necesidad de comer y aumentan la sensación de saciedad, lo que se traduce en una reducción de la ingesta calórica “.

El fármaco autorizado en el mercado de Estados Unidos para el tratamiento de la obesidad, promueve una pérdida de peso promedio de alrededor del 15 por ciento del peso corporal. La nueva terapia está indicada para pacientes de 18 años o más con un IMC mayor o igual a 30 o un IMC de 27 o más con al menos una comorbilidad / complicación asociada. Pero tenga cuidado de hacer una distinción entre el uso del medicamento para la diabetes y la obesidad.

“La acción del GLP-1RA sobre el peso corporal -explica Disoteo- es dosis dependiente, tanto es así que existen estudios específicos en obesidad sin diabetes”. Además, AME hace una aclaración adicional: la llegada de nuevos fármacos más eficaces no debe ser, sin embargo, el pretexto para prestar poca atención a los estilos de vida. “Es fundamental un cambio de estilo de vida, como se hace con las personas que padecen otras enfermedades crónicas”, dice Disoteo. Esta última es una buena regla, que con la pandemia ha pasado a un segundo plano. Existe evidencia científica de que, desde que estalló la emergencia de Covid, la incidencia de obesidad ha aumentado.


Source: RSS DiariodelWeb.it Salute by www.diariodelweb.it.

*The article has been translated based on the content of RSS DiariodelWeb.it Salute by www.diariodelweb.it. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!