Vivienda municipal: ¿se pueden comprar las sobras por unos centavos?

Según un proyecto de ley reciente, los inquilinos de una vivienda de alquiler municipal podrían comprar el piso en el que viven a un precio con descuento. ¡Hasta el 15 por ciento del valor de la propiedad! Según Hábitat para la Humanidad Hungría, esto sería un perdón para el sector de viviendas de alquiler húngaro.

Según la propuesta señalada por el representante de Fidesz, László Böröcz, los inquilinos que ya tenían un arrendamiento el 31 de diciembre de 2020 podían comprar los pisos.

El valor de mercado de las propiedades deberá ser comunicado por los municipios al comprador dentro de los seis meses, en su defecto el Estado lo determinará.

El precio de compra lo establece la factura en el 30 por ciento del valor de facturación si la duración del contrato de arrendamiento el 1 de enero de 2021 no llega a un año. Sin embargo, después de cada año de arrendamiento, el precio se reduce en un 1 por ciento adicional, pero no menos del 15 por ciento de su valor.

En la exposición de motivos, el diputado escribió que el objetivo de su propuesta es permitir que los ciudadanos y familias húngaros adquieran la propiedad de la vivienda en la mayor medida posible.


Al mismo tiempo, Hábitat para la Humanidad Hungría rechaza enérgicamente el proyecto de ley, según el cual su adopción significaría un perdón para el sector de viviendas de alquiler nacional y una reducción drástica adicional de las oportunidades para los inquilinos con privaciones sociales.

Según ellos, el proyecto de ley contrasta fuertemente con los principios de la política de vivienda justa y la gestión pública responsable de la propiedad.

Hábitat considera engañoso que, según la redacción de la propuesta, “incluso quienes de otro modo no tendrían acceso a la vivienda deban tener acceso a ella, dada la extraordinaria subida de precios en el mercado de la vivienda en los últimos años”. Sin embargo, las medidas de política de vivienda del gobierno, que sirven principalmente a las clases media y alta, han contribuido en gran medida al aumento de precios, más que a los hogares necesitados.

Según la organización, si esta propuesta entra en vigor, el tamaño del parque de viviendas de alquiler ya insuficiente se reducirá aún más, lo que hará imposible tener una política de vivienda social significativa en las próximas décadas. Las viviendas de alquiler municipales suelen ser uno de los últimos refugios para personas y familias socialmente desfavorecidas, y su privatización pondría en peligro la vivienda de los grupos más expuestos. Para hacer que el alquiler sea más asequible tanto para los socialmente desfavorecidos como para la clase media, sería necesario construir más viviendas de alquiler municipales y sociales.




Source: Ingatlanhírek by ingatlanhirek.hu.

*The article has been translated based on the content of Ingatlanhírek by ingatlanhirek.hu. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!