Waldbröl: el tribunal impone una multa de 5600 euros al Reichshofer


El lunes, un Reichshofer de 29 años fue condenado a una multa de 5600 euros en el tribunal de distrito de Waldbröl por blanqueo de capitales y fraude. El fiscal había presentado cargos contra el hombre por robo, fraude y violación de la ley de armas. Se dice que el hombre entró en un almacén en Nümbrecht con otros delincuentes aún no identificados y robó máquinas eléctricas, carros de herramientas y dispositivos de medición por un valor de más de 31.000 euros, así como 125 euros en efectivo.

Además, según la acusación, se dice que vendió un control de calefacción por 150 euros a través de un portal de clasificados, pero no lo envió. También se dice que ordenó un nudillo de bronce y una pistola paralizante en línea en China. Sin embargo, esto había sido asegurado por la aduana. El acusado admitió que había enviado tarde los controles debido a una estadía en un hospital, pero ya no pudo encontrar el recibo. En el tribunal, el Reichshofer también declaró que no había llevado a cabo el robo del que se le acusaba.

La pistola paralizante fue promocionada como un artículo de broma

Un día, un comerciante irlandés pasó por el garaje donde estaba sentado con dos amigos. El irlandés le ofreció equipos de soldadura y carros de herramientas. Después de una larga negociación, compró algunos artículos al comerciante a un precio muy razonable de 800 euros. Para hacer esto, pidió prestado dinero a los dos amigos.

El Reichshofer continuó diciendo que no ordenó los nudillos de bronce, pero sí ordenó una linterna en forma de descarga eléctrica. Esto se publicitó como una broma: “En el mejor de los casos, puedes asustar a una lombriz de tierra con él”.

Un oficial de policía describió como testigo que durante el registro del garaje se habían encontrado una máquina de soldar y una cortadora de plasma, así como herramientas y equipo de trabajo. El acusado no estuvo presente, pero se opuso a la incautación de lo que se encontró en el teléfono.

El empresario robado dijo que quería mudarse a una nueva sala en el momento del crimen. Por lo tanto, el edificio ya estaba sin energía, por lo que no hay video de vigilancia. Más tarde recibió una carta anónima que contenía posibles pistas sobre el perpetrador. Algunos de los bienes robados también se encontraron en Siegerland, pero muchos quedaron perdidos. Los amigos del acusado informaron que se había realizado una compra pero no pudieron seguir la conversación porque estaba en inglés.

El fiscal vio confirmadas las denuncias de fraude y violación de la ley de armas, exigió una pena de prisión de siete meses y tres semanas de libertad condicional. El juez Carsten Becker luego condenó al Reichshofer a la multa, y el joven de 29 años también tiene que devolver el dinero de las ventas por Internet. Becker absolvió a los acusados ​​de una violación de la ley de armas.


Source: Kölner Stadt-Anzeiger – Kölner Stadt-Anzeiger by www.ksta.de.

*The article has been translated based on the content of Kölner Stadt-Anzeiger – Kölner Stadt-Anzeiger by www.ksta.de. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!