«Yo era un autómata del mal»: Giovanni Brusca llora y pide perdón en el juicio, el audio exclusivo

Giovanni Brusca había mostrado públicamente su arrepentimiento y su solicitud de perdón a los familiares de sus víctimas el 14 de junio de 2013 durante la audiencia del juicio Borsellino Quater, ante el juzgado de lo Penal de Caltanissetta. En este audio original Brusca habla. Y se le puede escuchar llorar en la corte ante jueces y abogados.

Cualquiera que lo haya visto en la cara dice que Brusca, el asesino que confesó más de un centenar de asesinatos, el asesino de Falcone, un jefe al que muchos han calificado de falto de sentimientos, le cayeron lágrimas hasta que no pudo continuar con las palabras. Entonces, por primera vez desde su arresto, Giovanni Brusca pidió públicamente perdón a las familias de sus víctimas. Lo hizo recordando que fue el asesino de Giovanni Falcone, de los agentes de escolta y de muchas otras víctimas «cuya muerte no entendí por qué la Cosa Nostra y Riina decidieron su muerte. Y todavía no lo entiendo ahora … Yo era un “autómata” del mal, porque creía en Salvatore Riina y para mí la Cosa Nostra era una institución y la respetaba ».

EXCLUSIVO – Brusca llora y pide perdón: el audio original en el juicio

El giro de hace ocho años desplaza a todos en el aula. Brusca rompe la demora y se conmueve cuando su abogada Alessandra de Paola le pregunta por qué empezó a colaborar. «Viví para la Cosa Nostra y respeté sus reglas y mi” altruismo “hacia la organización me llevó a cometer hechos horrendos, porque no tenía nada personal contra Falcone ni contra muchas de mis víctimas. Viví para la Cosa Nostra y para respetar sus reglas. Recién ahora soy consciente de las atrocidades que he cometido y peor aún no sabía por quién las cometía y cuál era el motivo ».

Con lágrimas en los ojos dice: “He herido a tantas familias, jueces y otras personas, y les pido perdón a sus familias”. El colaborador vuelve al día de su detención que recuerda como un momento terrible por la fuerte acción de los agentes: «Entiendo el estado de ánimo que tenían los policías, a los que no guardo rencor. Había matado a Falcone ya los hombres de la escolta y, por lo tanto, no esperaba ningún trato en particular. Pensé que la policía había venido a matarme durante la redada. Por suerte hay un Dios: me tiré al suelo, porque si no fuera así no estaría aquí ». El turbulento comienzo de la colaboración es lo que marca la arrepentida carrera de Brusca. “Al principio cometí un error, pero cuando decidí ser serio, libre de rencores contra los arrepentidos que eran mis antiguos enemigos, comencé a ponerme serio pero tuve la sensación de que los magistrados levantaron un muro de goma porque casi todo Dije que iba en mi contra ». Y concluye:« Mi relación con algunos fiscales ha sido difícil en el pasado. Tuve que recuperar la confianza de todos gracias a las constataciones procesales que se encontraron en mis declaraciones ».


Source: L'Espresso – News, inchieste e approfondimenti Espresso by espresso.repubblica.it.

*The article has been translated based on the content of L'Espresso – News, inchieste e approfondimenti Espresso by espresso.repubblica.it. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!