Zaniolo revela el conmovedor afecto de Florenzi

Al final Nicolò Zaniolo tuvo una razón: la segunda terrible lesión en la rodilla – la izquierda, después de que la mala suerte le destrozara la derecha 8 meses antes – le impedirá participar en los próximos campeonatos de Europa, que le importaba mucho. Hubiera sido un riesgo demasiado grande obligar a regresar a toda costa al campo en la final del campeonato, después de que el cirujano en la visita de control del pasado mes de abril encontrara una diferencia en el tono muscular que aún era demasiado grande entre las dos piernas.

Otro golpe más para el talento de 21 años de Roma, quien en las páginas de ‘Sportweek’ relata el sufrimiento, no solo físico, que lo ha aquejado en los últimos meses: “Cuando rompí mi cruzado por segunda vez, lloré mucho. Cerrado en casa por una semana, apagué el teléfono, ya no podía hablar ni sonreír, pensé en rendirme. Vi a los chicos caminar, quería ser como ellos. Durante tres meses me levanté con muletas. Entonces gracias a mis amigos y a los míos llegué hoy con más ganas que antes“.

Era el 7 de septiembre de 2020, se jugaba Holanda-Italia di Nations League: “Es un dolor indescriptible. Comienza desde los pies y llega al cerebro, es un chasquido de dedos. Y eso no es solo lo que escuchas: en ese momento, todos los 6 meses de sacrificios y entrenamiento desperdiciados pasaron de mi. Me he preguntado muchas veces: ¿por qué yo? ¿Por qué?“.

Donde hay oscuridad, la luz se ve aún más, hasta que se convierte en un resplandor cegador. Esa luz para Zaniolo tiene nombre y apellido: “Me aferré a Florenzi, mi ancla. Me llama todos los días desde ese día y me pregunta cómo estoy. Experimentó la misma doble lesión que yo, en el mismo momento. Me explicó que no ha terminado. Me dijo que no me deprimiera, que no pensara en ello, que hiciera tantas cosas como fuera posible, dentro de las reglas. Que tengo talento y lo tengo que preservar“.

El talento joven que la Roma le quitó al Inter en el asunto Nainggolan ahora se siente más fuerte: “Si se somete a dos operaciones importantes, a los 20, no es obvio que se vuelva a levantar. Solo pude tomar el podrido, pero me puse un objetivo: volver mejor que antes. Necesitas paciencia, trabajar todos los días aunque no puedas hacerlo como te gustaría. Ahora rompo todo, pero con la cabeza“.

Zaniolo cobró fuerza también gracias a la fe: “Soy muy creyente. Tatuada en el brazo está la Virgen que me protege, el tigre que me dice que nunca me rinda y la serpiente que… tengo que picar cuando sea necesario. ¿Qué es la felicidad? En casa, en la mesa con mi familia, amigos y una copa de vino. O una cerveza. Reír, bromear. Ve a bailar cuando puedas. La felicidad no dura mucho, ser feliz no es fácil“. Con un balón en los pies lo es más: Roma e Italia esperan a Nicolò.


Source: Fanpage by www.fanpage.it.

*The article has been translated based on the content of Fanpage by www.fanpage.it. If there is any problem regarding the content, copyright, please leave a report below the article. We will try to process as quickly as possible to protect the rights of the author. Thank you very much!

*We just want readers to access information more quickly and easily with other multilingual content, instead of information only available in a certain language.

*We always respect the copyright of the content of the author and always include the original link of the source article.If the author disagrees, just leave the report below the article, the article will be edited or deleted at the request of the author. Thanks very much! Best regards!